12 dic. 2013

Roscos de vino

Como no ponerse con recetas navideñas ya, es casi imposible. A los que nos gusta la cocina, estos días se nos quedan cortos para preparar todo lo que nos gustaría y hemos de elegir, ya que las horas no dan para más, al menos a mi es lo que me pasa, hay tantas cosas ricas que me gustaría preparar para familia y amigos que me es imposible hacerlas todas.

Pero no pueden faltar las básicas, las de siempre y que necesariamente tienen que estar ahí. El año pasado por estas fechas os presentaba mi forma de hacer varios dulces de Navidad, mantecados manchegos, coquitos y marquesas, pero faltaba este, típico a más no poder de estos días e imprescindible en cualquier mesa. Se trata de unos roscos de vino, que además tienen la virtud no solo de estar riquísimos, sino de hacerse fácil y rápidamente, ya que en una media hora podemos tener nuestros roscos caseros.

La receta que os dejo hoy es con manteca y avellanas, ya que me parece la más típica y con la que nada más mezclar los ingredientes, os daréis cuenta de que ya huelen a Navidad, es algo increíble y que pasa con pocas recetas, pero también se pueden hacer con aceite o sustituyendo las avellanas por semillas de sésamo tostadas con las que quedan también deliciosos.

Espero que os gusten y os animéis a hacerlos.
Un abrazo.

Ana

Receta de Roscos de Vino

Ingredientes:
  • 310 gr. de harina (mitad de fuerza, mitad normal)
  • 50 gr. de avellanas tostadas
  • 110 gr. de azúcar glass
  • 125 gr. de manteca de cerdo
  • 75 ml. de vino dulce
  • Canela

Preparación:
  • Pon a precalentar el horno a 180º. Mezcla las harinas y tuéstalas, bien en una sartén o bien en la bandeja del horno mientras se precalienta, removiendo continuamente y cuidando que no se queme.
  • Tritura las avellanas y mezcla con el resto de ingredientes reservando un poco de azúcar para decorar. Amasa hasta que esté todo bien integrado.
  • Entre dos hojas de papel de horno, estira la masa hasta dejarla de aproximadamente 1 centímetro. Con un cortapastas, vaso u otro utensilio corta formando los roscos y hornea durante 15-20 minutos, hasta que estén algo dorados.
  • Retira a una rejilla hasta que se enfríen y consérvalos en una caja de lata bien cerrada.

Notas
  • Yo utilicé vino Málaga Virgen y quedaron fabulosos.
  • Para esta cantidad de masa es suficiente con una punta de cucharita de canela, ¼ aproximadamente, pero va en gustos.
  • Con estas cantidades a mi me salieron 16 roscos de 7 centímetros. 
  • No esperes a que estén muy tostados, ya que quedarían duros, como rosegones (me ha pasado alguna vez ;D) aunque igualmente deliciosos, pero asegúrate de que quedan bien cocidos por dentro, cada horno es un mundo.
Puede que también te interese:


1 comentario:

  1. Tienes toda la razón, lástima que el día no de más de si para preparar tantas cosas como nos gustaría. te han quedado fabulosos. Me quedo de seguidora para no perderme nada.
    Pásate por mi blog cuando quieras , me gustará verte por allí.

    Un besote enorme.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar