14 ene. 2013

Bollos suizos y medianoches


Estas recetas no pretendían ser una entrada en el blog, sino nuestro desayuno del domingo. Pero han quedado tan bien, nos han gustado tanto, que pensé que debía compartirlas. Son dos recetas de bollos suizos y medianoches. Dos, porque una lleva huevo en la masa y otra no. En teoría la que lleva huevo es de medianoches y la que no, de suizos, pero lo cierto es que este tipo de masa se usa para muchos tipos de bollería además de para estos dos, trenzas, cristinas… y es muy parecida a la del brioche o el roscón. En muchos sitios, la única diferencia entre unas y otras es la terminación, el que lleve o no azúcar por encima y la forma que se le dé. Lo cierto es que lo llamemos como lo llamemos, están muy ricos, y aunque se tardan un poquito en hacer, por el tiempo de levado, merecen mucho la pena. Además, tienen muy buena conservación, si es que eres capaz de hacerlos durar más de un día.

Espero que os gusten.

Ana.

Receta de bollos suizos

Ingredientes
  • 110 gr. de leche
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 300 gr. de harina de fuerza
  • 50 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de azúcar ( 80 + 20 )
  • Una cucharada de agua de azahar
  • Media cucharadita de sal
  • 1 huevo pequeño


Preparación
  • Templamos la leche y disolvemos en ella la levadura.
  • En un bol, tamizamos la harina, hacemos un volcán y ponemos en él la mantequilla a temperatura ambiente, 80 gr. de azúcar, la leche con la levadura y la cucharada de agua de azahar. Mezclamos durante unos minutos, agregamos la sal y terminamos de mezclar.
  • Cuando esté todo bien integrado, dividimos la masa en porciones, haciendo bolas y las colocamos una bandeja de horno, con papel vegetal, bien separadas entre sí, ya que doblarán su volumen.
  • Realizamos unos cortes con un cuchillo bien afilado y las dejamos levar en un lugar cálido, alejado de corrientes y cubiertas con un film aceitado para que no se pegue (bien holgado, para permitir que crezcan), durante una hora y media al menos, o hasta que doblen.
  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Pintamos con cuidado con huevo batido y decoramos con el azúcar restante humedecido con unas gotas de agua de azahar o de agua.
  • Bajamos el horno a 175-180º y horneamos unos diez minutos, casi en la parte más baja del horno, vigilando para que no se quemen. Dejar enfriar sobre una rejilla.


Receta de medianoches

Ingredientes
  • 100 gr. de leche ( 30 + 70 )
  • 25 gr. de levadura ( 10 + 15 )
  • 400 gr. de harina ( 40 + 310 + 50 )
  • 60 gr. de mantequilla
  • 120 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • Agua de azahar
  • Una pizca de sal

Preparación
  • En un cuenco pequeño, templamos 30 gr. de leche y agregamos 10 gr. de levadura y 40 de harina, haciendo una bola con la mezcla. En un bol amplio lleno de agua templada, introducimos la bola y la dejamos unos diez minutos o hasta que flote, convertida en esponja.
  • En un bol, mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente, con el azúcar hasta que estén bien integrados. Añadimos la leche y la levadura restantes, un chorrito de agua de azahar y los huevos, de los que habremos apartado una cucharada y media para la decoración, y la masa que teníamos en agua, escurrida con una espumadera.
  • Agregamos la harina (reservando 50 gr.) y la sal y mezclamos hasta que esté todo bien integrado. Ha de quedar una masa, que aunque pegajosa, sea manejable. Podremos ajustar con la harina que reservamos, pero no ha de quedar dura, ya que sino las medianoches quedarán secas.
  • Hacemos una bola. Untamos un bol y un trozo de film con aceite y dejamos la bola dentro y tapada en un lugar cálido, hasta que haya doblado su volumen (alrededor de una hora y media).
  • Hacemos bolas pequeñas con la masa y la colocamos sobre una fuente de horno con papel vegetal, con distancia suficiente entre sí para que vuelvan a levar (una hora aproximadamente).
  • Precalentamos el horno a 220º. Bajamos el horno a 180º, pintamos las bolas con el huevo batido que reservamos y horneamos unos diez minutos, casi en la parte más baja del horno, vigilando para que no se quemen. Dejar enfriar sobre una rejilla.


Notas
  • Para acortar el tiempo de levado, puedes calentar el horno nunca a más de 50º, ya que se estropearía la levadura, apagarlo una vez caliente y poner en él la bandeja con los bollitos hasta que doblen.
  • Ambos bollos se pueden congelar nada más templarse. Con sacarlos del congelador unos quince o veinte minutos antes de consumirlos, estarán perfectos.


Trucos
  • Este tipo de bollería es para comerla recién hecha, pero si te van a quedar y no quieres congelarlos, yo tengo un truquito que hace que no se queden tan secos. Los pongo en una bolsa de congelar con cierre. Cierro todo menos un trocito por el que introduzco una pajita, y a través de ella, saco todo el aire de la bolsa, no demasiado fuerte para que no se aplasten los bollos. Así, al quedar prácticamente al vacío, se conservan mucho mejor. 


2 comentarios:

  1. Mañana me llevaba uno para desayunar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues nada, si tienes mucho antojo, te mando unos poquitos en un pispas ;)
      Un abrazo.

      Eliminar